Negociación (Microrrelato)

•6 octubre, 2015 • Dejar un comentario

carmin


Negociación

Lo abordó en la suite presidencial con agilidad felina. De pronto se vio desnudo sobre la moqueta. Sentada sobre sus muslos, la atacante se desprendía de toda vestimenta. Bajo la capucha, dos grandes ojos inundados en lujuria.
“Jamás negocio con terroristas” pensó él, arrepentido, resoplando como un toro mientras el rojo carmín se confundía entre su glande y aquellos carnosos labios. Tras el orgasmo, ella introdujo los códigos de lanzamiento, pulsó el botón y se retiró la capucha. “Ahora sí” —susurró— “ahora follaremos como si no hubiera un mañana”.

————————————————————————

Este microrrelato participa en el Concurso de microrrelatos eróticos DivierteSexShop

————————————————————————


Lee aquí más Microrrelatos Erótico-Románticos.


El diablo en el campanario (Microrrelato)

•14 noviembre, 2014 • Dejar un comentario


El diablo en el campanario

«Presten mucha atención al siniestro tic tac que proviene del campanario. Según cuenta una antigua leyenda, hace ya innumerables años, aquí, en Vonder-Votteimittiss, el tiempo fue alterado a capricho por el mismísimo diablo. Pues bien, desde aquella ocasión, ya no son doce, sino trece, las campanadas que suenan cada mediodía en el gran reloj de siete esferas. Se cree que fue aquel drástico cambio en el ritmo vital de los habitantes lo que causó su envejecimiento prematuro y, con él, la total desaparición de la población autóctona. ¿No resulta escalofriante?
Pero, atentos, son ya casi las doce en punto. ¡Acérquense,…»

Cuando apenas quedaban décimas de segundo para el mediodía, el reloj se detuvo momentáneamente. Un instante repleto de silencio. La manecilla comenzó a girar inapelable, esta vez en sentido contrario.

«…esneuqréca y somehcucse sus sadanapmac!»

Y nadie, nadie excepto el hombrecillo rojo que acecha tras las colinas, entiende desde entonces el complicado lenguaje utilizado por los allí presentes.

———————————————————————

Este microrrelato, inspirado en “El diablo en el campanario” de Edgar Allan Poe, participa en el:
III Certamen de microrrelatos de Terror Argerust (Homenaje a Edgar Allan Poe)


Lee aquí más Microrrelatos de Terror


odɯǝıʇ (Microrrelato)

•10 noviembre, 2014 • 1 comentario

clock-eye


odɯǝıʇ

Cuando fue consciente de que jamás podría recuperar el tiempo que había perdido dando cuerda a sus relojes, el Maestro relojero decidió que era ya hora de invertirlo.


Copycat (Microrrelato)

•8 noviembre, 2014 • 3 comentarios

gato negro


Copycat*

Coincidirá conmigo, querido lector, en que admitir mi admiración por la obra de Poe, no resulta óbice alguno para sentir cierto azoro y repugnancia al confesar los terribles actos que me dispongo a relatar…

Desconozco si el desencadenante de mis pesadillas fue el lamentoso destino de aquel gato negro, sucio y desnutrido, al que vacié con saña las cuencas de los ojos. Quizá el hecho de tener que emparedarlo días después, vivo, originó la esquizofrenia que creo padecer.

El caso es que, desde entonces, víctima soy de la incertidumbre que, minuto a minuto, acrecienta mi angustia y debilita mi corazón. Ni en la oscuridad más absoluta logro conciliar el sueño, pues cuando, inmóvil, agudizo mi oído, puedo escucharlo avanzar a ciegas, masticar y relamerse.

Y me horroriza pensar que sea el cadáver lapidado de mi esposa -junto a quien juré permanecer eternamente- la única barrera física que ahora me separa del maldito, al tiempo que alimenta su afán de venganza.

———————————————————————
*Copycat = Imitador
———————————————————————

Este microrrelato, inspirado en “El Gato Negro” de Edgar Allan Poe, participa en el:
III Certamen de microrrelatos de Terror Argerust (Homenaje a Edgar Allan Poe)


Lee aquí más Microrrelatos de Terror


La cloaca (Microrrelato)

•1 octubre, 2014 • 2 comentarios

cloaca


La cloaca

Una constante nausea carcomía desde hace tiempo sus entrañas. Aquel entorno corrupto apestaba y poco o nada podría ya hacer él para erradicar tanta podredumbre acumulada. 

Estaba decidido. Necesitaba respirar, tomar una vía de escape definitiva. De continuar viviendo en la superficie acabaría sintiéndose como una puta rata.

———————————————————–

Este microrrelato participó en la cuarta ronda del XIV Concurso de microjustas literarias de Ociozero. El reto consistía en crear una historia con 50 palabras dando vida a la estatua de la imagen.

Necio (Microrrelato)

•24 septiembre, 2014 • 1 comentario

NOTA: Este micro trata sobre dos vidas cruzadas: Ignatius J. Reilly y Hari Seldon.

ignatius-hari


Necio

Señor H. Seldon, caballero fundacional mongoloide:

Si no careciera usted de decencia, reconocería públicamente que sus teorías sobre análisis psicohistóricos son solo un flagrante plagio del manuscrito “Leyes sobre Geometría y Teología”, desaparecido de mis cuadernos Gran Jefe (y la humanidad) al nacer su repugnante Imperio Galáctico.

Ignatius J. Reilly

———————————————————–

Este microrrelato participó en la tercera ronda del XIV Concurso de microjustas literarias de Ociozero. El reto consistía en crear una historia con 50 palabras cruzando las vidas de Ignatius J. Reilly y Hari Seldon.

Amor platónico (Microrrelato)

•24 septiembre, 2014 • 1 comentario

NOTA: Este micro trata sobre dos vidas cruzadas: El Monstruo de Frankenstein y el Hada Campanilla.

franky y campanilla


Amor platónico

-¡No, hadas bonitas no existir! –repetía aquel bruto haciendo continuos aspavientos con las manos.

La fuerza que desprendía su corazón me cautivó, acumulaba tanto amor, tanto sufrimiento. Simulé desfallecer para averiguar el porqué de su rechazo…

Abrió el portón entusiasmado y mostrándome entre sus grandes manos grito:
-¡Padre! ¡Compañera!