De tal palo, tal astilla (Microrrelato)

bourbon


De tal palo, tal astilla

-¿Le pongo otro, abuelo?

En otro tiempo hubiera asentido lanzando una fría mirada, pero antes de entrar a aquel tugurio abandoné las malas pulgas al fresco. Veinte años de talego serenan a cualquiera.

Cogí el aliento justo para responder amablemente, para entonces el cristal del vaso transparentaba los destellos del ámbar. Disimulando coloqué entre mis labios un cigarro tembloroso y miré de reojo al escenario, recordando su última mirada…

-Me temo que no la veremos bailar en un buen tiempo, el jefe está que trina y los moratones tardan en curar, ¿entiende amigo? -Me confió inclinado sobre la barra y ofreciéndome un fósforo encendido. Lo enganché del cogote, acercando el cigarrillo a su mejilla.

-¿Ves por aquí algún amigo? ¡Dame la dirección! ¡Vamos, canta!

Debía evitar tanto sufrimiento. Memoricé, bebí el bourbon de un trago y salí buscando mis malas pulgas…
Minutos después descolgaba el teléfono observando los cadáveres.

-¿Policía? Deseo entregarme. Mi hijo acaba de cometer un crimen pasional.

———————————————————–

Este microrrelato participa en el
II Certamen de microrrelatos sobre Novela Negra Argerust

Anuncios

~ por Gotzon en 22 julio, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: