Redundancia crítica. (Microrrelato)


Redundancia crítica.

Tras recuperarme de la última crisis existencial, decido hacer caso omiso a la parte más modesta de mi conciencia y tomo la determinación de entrar a formar parte del infinito mundo virtual. Mi pretensión, además de ser un intento por ensalzar mi ego, no va más allá de compartir con el mundo mi arte, mis ideas y mi experiencia vital.

Una vez escogida la apariencia de mi blog, utilizo la herramienta que me permite introducirme de inmediato en aquellos círculos que considero más afines a mis gustos y preferencias. Me dispongo a redactar con sumo cuidado mi primera entrada, un texto meticuloso con una única finalidad: servirme como carta de presentación. En definitiva, un relato sorprendente y desgarrador, demasiado personal como para ser entendido por alguien ajeno a mí.

Mientras espero con impaciencia la llegada de los primeros comentarios, mi atención es cautivada por un atractivo menú lateral, en el que cientos de enlaces parecen conectar mi bitácora con otras de similar estructura y temática.

Visiblemente contrariado, siento que me aborda una nueva crisis de identidad al revisar uno por uno aquellos vínculos. En todos ellos aparece tan solo una entrada escrita a modo de presentación. En definitiva, un texto meticuloso, un relato sorprendente y desgarrador, demasiado personal como para ser entendido por alguien ajeno a su propio autor.

Anuncios

~ por Gotzon en 18 octubre, 2011.

8 comentarios to “Redundancia crítica. (Microrrelato)”

  1. Si los lee todos y son el suyo palabra por palabra ya puede entrar en crisis de forma oficial.

    Me gusta

  2. Posiblemente sea que todos entran en la misma promoción.
    A veces es mejor crecer de abajo para arriba.
    Saludos.

    Me gusta

  3. Imposible no identificarse con el narrador. La aventura virtual da apoyo e incertidumbre a partes iguales, y amenaza con un millón de dudas. Me ha gustado mucho este relato capaz de expresarlo con precisión y sobriedad. Un abrazo.

    Me gusta

  4. Si es que al final somos todos iguales, has creado una bonita espiral de miedo, otra vez.
    Abrazos

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: