El ascensor. (Microrrelato)


El ascensor.

Conozco al dedillo el lenguaje no verbal. Después de quince años subiendo y bajando a gente de toda índole, solo con mirar la dirección de sus ojos puedo leer cada uno de sus pensamientos.

A pesar de que parecen ignorarme, como si mi presencia en este habitáculo fuera incorporada de serie… estoy casi convencido de que si yo no estuviera sentado en este rincón, estos dos tortolitos estarían ahora mismo intentando seducirse mutuamente utilizando la típica conversación de ascensor: Que si el calor, que si tiene hora… que si bonita blusa, que si me gusta su peinado, que si precioso reloj…

Pero claro, mi presencia se intuye, como se pueden intuir las telarañas del techo, aunque jamás sea merecedor de un mínimo saludo, ni ellas de la atención de la asistenta. Bajo este absurdo uniforme con olor a naftalina, bajo esta visera de terciopelo acartonado que oculta mi mirada, hay una persona con sentimientos, un trabajador que merece respeto y, sobre todo, un gran observador que conoce la ubicación de todos los reflejos y su trayectoria. Nada escapa a mi visión.

En fin, estamos llegando al séptimo. Cuando la puerta se abra volverán a salir sin decir un mísero hasta luego. Uno y otra vacilarán un instante antes de expulsar un tímido aliento conteniendo todo aquello que hubieran deseado decirse. Fingirán de nuevo que nunca se han visto y bajarán, por escaleras opuestas, para volver a encontrarse en la entrada. ¡Qué Gente! Con éste ya es el tercer día consecutivo que se equivocan de edificio…


¿Y porqué El ascensor?

Bien, me explico, este microrrelato surge como complemento inesperado a otros dos microrrelatos que he tenido ocasión de leer hoy en otros dos blogs. Espero que la sorpresa no les ofenda, sino todo lo contrario. Si lo he escrito es porque me ha gustado el resultado de su colaboración y me ha venido la idea de repente…

Concretamente son estos dos textos, titulados ambos “El Ascensor” (sin que el orden de lectura sea el que yo pongo aquí, ya que, aunque forman parte de una misma historia, son a su vez dos textos independientes, y ahí radica parte de la magia que transmiten. ¿Habré desvelado yo algo que no debía?… puede que sí, puede que no, probad).

El Ascensor. (de Puck)
El Ascensor. (de Nicolas Jarque)

Anuncios

~ por Gotzon en 9 agosto, 2011.

11 comentarios to “El ascensor. (Microrrelato)”

  1. Reconozco que he estado a punto de asesinar cruelmente a sus personajes…jajaja, esta vez he sido bueeeeeno… 🙂

    Me gusta

  2. Gotzon ¡Qué artista! Me ha gustado que haya servido de inspiración la colaboración con Puck y agradezco que no hayas matado a los personajes. Pobres no se merecían morir.
    Ahora se puede decir que es una colaboración a tres.
    Felicidades te ha quedado muy bien.

    Un abrazo.

    Me gusta

  3. ¡¡¡Muy bueno!!! Yo también agradezco que no les mates, pobrecillos, algún día se hablarán jaja. Muy bueno el micro y el final es genial. Cada vez me gusta más este ascensor creciente!!!!
    Saludillos

    Me gusta

  4. Pues menos mal que te has portado bien, ya me veía yo el siguiente ascensor lleno de zombis… ¡Hay que ver lo que inspira este ascensor!

    Me gusta

  5. Esto sí que es rizar el rizo. Pero me hubiera gustado ver cómo le sacabas jugo a la araña y al Casio. Me quedo con la curiosidad. Impresionante.

    Me gusta

  6. Interesante… está bien escrito… sin florituras… buenas imágenes… enhorabuena.

    Me gusta

  7. Hola Gotzon. Había visitado varias veces tu blog pero no había dejado ningún comentario. Coincidimos en el concurso ¿Dónde lees tú?. Me gustó mucho tu micro “Yo, el viejo y el mar”. Yo soy la autora de “Morriña”. Me verás en más ocasiones por aquí.
    Buena tercera versión del ascensor, una tercera mirada que nos da otra perspectiva. Yo creo que esos dos acabarán liados. Hasta pronto.

    Maremotos.

    Me gusta

    • Hola Mar, si, ya he leído más micros tuyos, bienvenida y enhorabuena.
      No se la razón pero tu comentario estaba perdido en la carpeta de spam (quizá porque incluía un enlace) y lo acabo de descubrir…perdona.
      Un saludo. Visitaré tus Maremotos.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: