La Jaula. (Microrrelatos en 140 caracteres)


La Jaula.

El columpio va mermando su balanceo sobre el cuerpo inerte del jilguero, simulando con fidelidad el menguante vaivén de la mecedora.

——————————————————————————–

El hombre invisible miró a su alrededor horrorizado, una maraña infinita de afilados barrotes rodeaba el aura de cada ser humano.

——————————————————————————–

A pesar de que la puerta solía permanecer cerrada, allí dentro siempre se sentía el mismo frío.

——————————————————————————–

Por si le quedaba alguna duda acreditaron su pertenencia a aquella enorme jaula, repleta de barreras, otorgándole el carnet de minusválido.

——————————————————————————–

Fue su particular canto a la libertad. Desde aquel día en que se cerró la puerta enrejada, no volvió a decir ni pio.


REM.

En un futuro cercano, los androides no sueñan con ovejas corrientes. En cambio, en las pesadillas más corrientes de los ovinos, continúan apareciendo los pastores eléctricos.

——————————————————————————–

Anuncios

~ por Gotzon en 20 marzo, 2011.

4 comentarios to “La Jaula. (Microrrelatos en 140 caracteres)”

  1. Brillantes!!!
    Mi favorito: El hombre invisible…

    Un abrazo

    Me gusta

    • Gracias Patricia. Quizá en lugar de el hombre invisible debería haberme basado en El hombre con rayos X en los ojos, pero creo que se entiende el mensaje…

      Me gusta

  2. Geniales todos. En especial, para mí: “A pesar de que la puerta solía permanecer cerrada, allí dentro siempre se sentía el mismo frío”.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: