Mensajeras de paz. (Microrrelato)


Fotografía: Xabier Santakiteria


Mensajeras de paz.

Permanecen expectantes, apostadas en su atalaya cual centinelas, oteando impacientes cielo y tierra, aguardando un gesto que les apremie a iniciar su vuelo triunfal.

Abrumadas, observan con impotencia el espeso manto de nubes que tizna gradualmente el cielo, acorde reflejo de lo que acontece a ras de suelo cada vez con más virulencia.

Una ligera vibración entre los dedos indica cuando una de ellas debe emprender el vuelo, el resto, aferrándose a la frágil e infinita línea de vida, fija la mirada en su largo trayecto, intentando apoyar el potente batir de sus alas.

Se abre un pequeño claro en el horizonte para recibir el anhelado anuncio. El fin de un conflicto enquistado en aquel territorio remoto, tan desolado como olvidado, depende del éxito de su planeo.

La portadora apresura su aleteo al atravesar las cumbres de la cordillera, procura elevarse sin modificar el rumbo trazado, su corazón late con fuerza al divisar el valle que ha de ser su destino.

Desde la escasa vegetación que cubre los intrincados riscos de la montaña, surge incesante la lluvia de plomo que amenaza su propósito. La sensación de frio invade su cerebro al escuchar el hueco impacto que le abre el pecho, el fatídico balín se detiene para alojarse en el centro de su corazón.

Ha comenzado la contrapasa.


~ por Gotzon en 31 agosto, 2010.

8 comentarios to “Mensajeras de paz. (Microrrelato)”

  1. Creo que lo bonito es la propia inspiración a través de las fotos, y la verdad es que inspiran mucho… yo también pensé en que esta tenía muchas posibilidades. El relato es triste pero muy bonito. Seguro que a Xabi le encanta, sobre todo, inspirar…
    Abrazos

    Me gusta

  2. Precioso cuento.

    Me gusta

  3. Gran cuento Gotzon

    Saludos cordiales

    Me gusta

  4. He entrado a ver las fotos y son espectaculares, creo que quedará gratamente sorprendido con los textos. Un abrazo, Gotzon.

    Me gusta

  5. Precioso cuento… Cuánta inspiración!
    Muchas gracias.
    Besos

    Me gusta

  6. Desgraciadamente cuando un conflicto tiene visos de solución… suele aparecer una “mano negra” que da al traste con todas las expectativas… Como suele decir un amigo.. “El mal nunca descansa”.

    Gracias por vuestros comentarios.

    Me gusta

  7. Después he estado pensando en este relato… la paloma creía que ya tocaba volar, pero desgraciadamente se equivocó ¡es difícil ser paloma de la paz! Demasiadas manos negras

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: