Sin Dignidad. (Microrrelato)


Sin Dignidad.

Ya no era capaz de recordar el tiempo que llevaba allí, tampoco recordaba con exactitud la cara de las personas que llegaron con él, una decena de hombres y mujeres jóvenes con los que fue encerrado durante dos días y dos noches. Cuando al tercero los confinaron en diferentes habitáculos oscuramente acristalados, comenzó el suplicio. Los primeros días podía escuchar los alaridos de dolor de una mujer que debía estar situada en la celda contigua, con el tiempo aquellos gritos y lamentos se fueron apagando hasta desaparecer.

Aparecían de forma aleatoria, unas veces con aquellos sofisticados instrumentos químicos de tortura, capaces de provocar un sufrimiento extremo sin dejar señal física. Otras, en cambio, le propinaban una brutal paliza con los puños desnudos, o se entretenían hurgando en sus zonas más sensibles con diferentes objetos cortantes y punzantes.

Colocaban aquella música repetitiva a un volumen ensordecedor, mientras era ultrajado por personas y objetos de diferente sexo y naturaleza, con violencia inusitada en la mayoría de las ocasiones.

Las drogas que le suministraban hacían que los tiempos entre cada sesión parecieran hacerse eternos, intentaba contabilizar los segundos para no pensar, poner la mente en blanco para huir de las alucinaciones, pero el mínimo crujido le provocaba otra taquicardia, el terror se apoderaba de su mente y solo sus lamentos y súplicas podían aplacar el miedo.

La última vez que se abrió la puerta, nadie entró. Se acercó tembloroso hasta el final del pasillo y abrió una segunda puerta, una potente luz azulada cegó sus ojos al tiempo que, entre gritos y aplausos, escucho aquella voz femenina dirigirse a él por megafonía:

“¡Oscar González, lo sentimos, ha sido nominado por el público!, ¡Debe usted abandonar la casa!”



Lee aquí más Microrelatos de Terror.

Anuncios

~ por Gotzon en 14 junio, 2010.

18 comentarios to “Sin Dignidad. (Microrrelato)”

  1. Gotzon, has leído “Ácido sulfúrico” de Amelie Nothomb. No te lo pierdas, lo condensaste en unas pocas líneas.

    Un saludo.

    Me gusta

  2. Tremendo, pero sinceramente, solo nos falta esto… o peor, nos quedan muchas cosas más!!!

    Me gusta

  3. Pfff!! Asusta saber que no estamso tan lejos de esto.

    Me gusta

  4. de terror no?, aunque bueno

    Me gusta

  5. Al paso que vamos en la tele no me extrañaría ver algún reality de asesinos múltiples en el que cada uno dormiría con su catana, o su ballesta y sólo podría quedar uno. Terrorífico.

    Me gusta

  6. Intenso y tenso relato, Gotzon. Está muy bien lograda la tensión.Felicidades.
    Para que estuviera de 10, a mi parecer, deberías tener cuidado con los adverbios, hay muchas terminaciones y repeticiones en mente.
    Un abrazo MAYÚSCULO

    Me gusta

    • Ya lo he corregido Maite, la verdad es que me había dado cuenta de ello, además había alguna palabra que se repetía y no me gustaba como quedaba al leerlo.

      Un saludo y gracias por la indicación.

      Me gusta

  7. Ahora sí!!! Perfecto 😀

    Un ABRAZO

    Me gusta

  8. A este paso, no me extrañaría nada tal posibilidad… Pero, vamos, no me verán a mí…

    Saludos,

    Me gusta

  9. Estremecedor, y no me atrevo a decir que nunca llegará eso porque somos capaces de todo y más.

    Por cierto, ¿dónde leíste mi micro “Pasión por el basket”? Dices que te sonaba y que fue el que más te llamó la atención y el caso es que ni lo han seleccionado…juaz

    Un saludo indio

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: