La ley de… la amistad. (Microrrelato)


La ley de… la amistad.

El terremoto se había anunciado demasiado tarde para intentar escapar de la gran ciudad. Conociendo a Lucky, estaba convencido de que no cerraría el bar ni aunque hubieran anunciado que el epicentro surgiría bajo sus pies. Caminé tranquilo entre la gente que corría de un lado para otro presa del pánico.

-Luc, mal día para dejar de beber, ¡Probemos ahora ese aguardiente nuevo, que esto se acaba por fin!

Cuando chocamos nuestros vasos comenzó el temblor, la sacudida nos obligó a ingerir de un trago aquel matarratas. A pesar del infernal trago, no pudimos evitar reírnos irónicamente.

-¡Salud Luc!

-¡Salud Murphy!



Anuncios

~ por Gotzon en 17 mayo, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: