Gordita. (Microrrelato)


Gordita.

¡Como me gustaba mi gordita! Sí, así la llamaba, y a ella le divertía, siempre aparecía una fina sonrisa en sus labios cuando se lo decía, y se redondeaban sus rosados mofletes dándole un brillo especial a la piel de su cara. Parece extraño que después de tantos años juntos aún se ruborizara al escucharlo, pero ella lo relacionaba inmediatamente con el sexo, y el sexo era algo que le fascinaba.

Yo la amaba como nunca he amado a otra mujer. A pesar de la incomprensión de mis amistades, a mi me llenaba de orgullo estar a su lado. Cuando estábamos en casa a solas apoyaba mi cabeza sobre sus grandes pechos, abrazando el calor de sus michelines, y mientras ella me acariciaba el pelo, me quedaba dormido como un corderito.

No soporté que se pusiera a régimen, no resistí, tuve que dejarla, inicialmente me atrajo la idea, pero se tomó demasiado en serio lo de la Dieta del Cucurucho…

Lee aquí más Microrrelatos Erótico-Románticos.

Anuncios

~ por Gotzon en 4 marzo, 2010.

8 comentarios to “Gordita. (Microrrelato)”

  1. XDXDX no me epseraba ese final.

    La incompresión por la pareja de los amigos está a la orden del día. Tengo un amigo que le pasó. Estuvo con una chica/o casi 4 años y le avisamos que no era bueno para el. Al final se demostro que teníamos razón, la tipa intentaba alejarlo de nosotros.

    Por si no lo he dicho, unos relatos increibles 🙂

    Saludos Gorgonitas.

    Me gusta

  2. En mi opinión cada uno debe seguir sus instintos sin dejarse influenciar por los demás… lamento lo de tu amigo, pero no siempre ocurre así…

    Gracias, me alegro de que los disfrutes.

    Saludos.

    Me gusta

  3. Yo tampoco esperaba ese final. Apuntaba más alto, el relato.

    Saludos.

    Me gusta

    • El final fue el principio, osea, lo escribí pensando en ese final… no se si he acertado.

      A ver que te parece este otro, cambiando la última frase:

      “Un día me preguntó porque la llamaba gordita, ahora sale con el monitor de gimnasia, la veo desmejorada, ha perdido su sonrisa, también la mitad de su peso.”

      Un saludo y gracias por el comentario.

      Me gusta

  4. Hola, Gotzon. Sí, cambiamos y destruimos todo a nuestro alrededor. Pero también es cierto que es nuestra decisión y tendrían que comprendernos, cosa que no ocurre con la gordita. ¿O la dieta del Cucurucho se la impuso el protagonista?

    Un saludo

    Me gusta

  5. Bueno, Gotzon, así mejora algo. Y en eso tienes razón, las gorditas cuando adelgazan pierden encanto. Malditas dietas!!!

    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: