Reparto de beneficios. (Microrrelato)


Reparto de beneficios.

Señoras, señores, damas y caballeros, presten un momento de atención por favor, quisiera decir unas palabras previas al postre. Gracias, gracias de corazón.

Agradeciendo sinceramente a cada uno de los comensales su presencia en mi último cometido como socio de ésta, que lo ha sido, nuestra gran empresa, recibo con orgullo los halagos que me han sido otorgados como cocinero del menú que acabamos de degustar. De sobra es conocida mi gran afición por la restauración y mi admiración por la innovación y la búsqueda de nuevas sensaciones que, mediante el paladar, den regocijo al cuerpo y al espíritu. Entre estos pucheros, fogones, cucharas y cacerolas disfruto la mayor parte del tiempo que no dedico a mis tareas profesionales promocionando el buen nombre de La Corporación, que con entusiasmo he regentado los últimos cuarenta años.

No puedo dejar de recordar, aunque en cierto modo siempre llevaré algo de ella conmigo, Dios la tenga en su gloria, a mi señora esposa Lucía. Gracias a ella y a mi socio, que tan bien la cuidó cuando yo faltaba, vino a mi mente la inspiración de la receta para realizar el extraordinario guiso que hemos saboreado hoy aquí. Lamento profundamente que mi compañero y socio fundador, Juan José de Arana, no pueda expresar su pesar por haber sido el causante de la quiebra total que nos ha apremiado a realizar esta congregación, pues bien, convencido estoy de que sus estómagos han quedado satisfechos con el reparto de los beneficios que acumulaba el señor Arana en sus más de cien kilos de peso.

Vamos ahora con el postre y ¡Buen provecho!




Lee aquí más Microrelatos de Terror.

Anuncios

~ por Gotzon en 13 febrero, 2010.

4 comentarios to “Reparto de beneficios. (Microrrelato)”

  1. Buenísimo micro, Gotzon.
    Enhorabuena por huir de la sangre y de las vísceras.
    Me ha gustado mucho.
    Saludos.

    Me gusta

    • Presenté una versión más reducida de éste microrrelato al certamen de terror de Artgerust, quedó bien, pero me gusta más así… (Supongo que los que querrían huir de la sangre y las visceras serían los comensales, jeje, imagina sus caretos al final del discurso…)

      Saludos y gracias por tus comentarios.

      Me gusta

  2. Jajaja, lo veía venir , pero la frase del reparto de beneficios me parece buenisima 100 kilos nada menos, jajajaj

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: