La Txapela. (Microrrelato)


La Txapela.

Aquel anciano parecía tener mucho carácter, intentaba recuperar su txapela rodeado por seis o siete gamberros que jugaban a pasársela como si fuera un freezby.

Patxi , que pasaba por allí, al ver volar aquella txapela recordó la mala hostia que gastaba su aita cuando alguien se la tocaba, si alguna vez llegaban a quitársela la rechazaba como si estuviera contaminada y se compraba una nueva, eso sí, tenía que ser de Boinas Elósegui, sino no estaba a su altura. El aita de Patxi si que sabía portar txapela con elegancia…

El anciano cayó al suelo, Patxi se acercó al grupo y cogió la txapela al vuelo en uno de los lances, los miró con cara de pocos amigos y al ver su talla los jóvenes, lo miraron con desprecio dando por terminado el juego y marchando calle abajo.
Patxi ayudó a levantarse a aquel pobre anciano que muy amablemente agradeció su intervención.

Cuando llegó al caserío, sacó el viejo álbum de fotos y contempló a su aita en varias de ellas, luciendo txapela con estilo. Subió a las habitaciones y cambió la txapela del esqueleto. “¡Joder aita!, ahora sí estás elegante con una auténtica Elósegui!”

Anuncios

~ por Gotzon en 13 febrero, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: