Wallhalla (Microrrelato)


Wallhalla

“Einarr se aferra a su espada sin retroceder cuando llega la muerte, diez hermosas Valkirias lo transportan al Wallhalla, siente el templado tacto de los besos en sus heridas. Desnudado entre caricias, limpian su cuerpo las vírgenes del paraíso para después sumergirle en el goce de sus íntimas delicias. Las afanosas doncellas se entregan una y otra vez al vikingo en un sinfín de orgasmos y gemidos…”

Despierta empapado en sudor y relata su sueño a Gunnjorn.

-Hijo mío, es hora de encontrarnos con Odín, lucha a mi lado, pronto nos reuniremos en Ragnarök, pero recuerda, sujeta orgulloso tu espada en la hora final, el destino de los cobardes es el infierno de la sodomía, donde la carne del hombre es deseada por el hombre, sin mujeres ardientes ni batallas.

Ocho fieros enemigos les acorralan. Einnarr contempla la espada que atraviesa el pecho de su padre y arroja la suya postrándose.

-Padre, lo siento… Cada Vikingo elije su Wallhalla…



Lee aquí más Microrrelatos Erótico-Románticos.

Anuncios

~ por Gotzon en 7 febrero, 2010.

2 comentarios to “Wallhalla (Microrrelato)”

  1. Más que postrándose, le imagino casi con el culo en pompa…muy divertido, tienes un gran sentido del humor…Jose Ángel(?), ahora entiendo mejor el microrrelato de Pepe (padre putativo)… Gotzon imagino que por el escritor vasco ¿verdad?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: