Paris – Dakar. (Microrrelato)


Paris – Dakar.

Hace horas que perdí la rodada, no debí haberme alejado de mi motocicleta, allí al menos disponía de algo de agua, me pareció divisar la silueta de un camello sobre la duna. Pero aquí no hay nada más que arena, arena y sol, este sol abrasador que clava sus rayos sobre mí como alfileres al rojo vivo.

“¿Cómo puede un Dios crear un paraje así? Ah! Claro, debió ser para martirizar a Cristo en Cuaresma, ¡Vaya padre!…”

“¿Cuarenta días? Yo solo llevo unas horas y… ¡Joder! ¿Cuánto tiempo llevaré caminando? Al menos a Cristo le tentaba el demonio, lo que daría yo por… ¡No puedo más!”

Desperté al borde de la asfixia, me había quedado dormido al sol.

“¿Que es aquello? ¡Agua! ¡Lo logré! ¡Jódete Dios!”

Me zambullí en aquel lago que hirviendo, desgarraba mi piel a tiras.

-Lo han encontrado, parece que no aguantó, se suicidó arrojándose a una maraña de cactus hasta desangrarse, que horrible forma de morir…




Lee aquí más Microrelatos de Terror.

Anuncios

~ por Gotzon en 16 enero, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: