Sueños húmedos. (Microrrelato)


Sueños húmedos.

Aquel sueño fue tan erótico, tan real, aquella mujer desconocida jugaba con mi cuerpo a su antojo, parecía conocer exactamente mis fantasías, estimulando mis puntos más erógenos en el momento preciso, yo acariciaba la piel de su espalda mientras su boca y sus manos envolvían incesantes mi sexo para después, a horcajadas, violentarlo con fuerza entre sonoros llantos y jadeos.

Empapada en sudor se sentó en cuclillas sobre mi pierna mientras sus pequeñas manos se afanaban inquietas en darme un final apoteósico. Sentí el hervor de su vientre derramando fluidos con persistencia sobre mi muslo, nunca había imaginado que el orgasmo de una mujer pudiera encharcarme de aquella forma…

Desperté muy excitado, resoplando, casi al borde del orgasmo, mis caderas se movían sin control, pero todo aquel ardor cesó cuando vi el empeño de mi gata rascando hacia atrás con la pata derecha la sábana que cubría mi muslo, un gesto instintivo y un olor que, desgraciadamente, conocía de sobra…




Lee aquí más Microrrelatos Erótico-Románticos.

About these ads

~ por Gotzon en 17 febrero, 2010.

3 comentarios to “Sueños húmedos. (Microrrelato)”

  1. Jajjajaja
    Madre mía, con la gata, miauuuuuuuu

    Un saludo indio

    • Jajajaja, lo jodido es que la última parte es real (solo la parte felina del asunto, jajaja) pero cuando me la lió era solo una cachorrilla… menuda meada que me echó…

  2. Excelente

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.025 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: